Sunday, August 23, 2009

Qué pasará en el sistema financiero?

El año 2008 fue muy bueno para el sector financiero, en especial para la banca y obviamente, de taquito, para las personas que confiaron en el sistema. Los bancos ganaron 144 millones de dólares de la mano del Estado. Fiesta en la patria rentista al son de las operaciones de mercado abierto del Banco Central de Bolivia (BCB).

El año pasado, las exportaciones superaron los 7 millones de verdes, las remesas internacionales llegaron a mil millones y por vías ilícitas entraron muchos más morlacos. Llovían dólares en la economía que, convertidos en bolivianos, amenazaban desembocar los ríos de la inflación. Siguiendo el manual del buen neoliberal revolucionario, ave rara que sobrevive cómoda en el grueso árbol del poder, había que secar esta liquidez, para eso el BCB puso sus títulos (papeles o bonos) en la cancha a tasas de interés muy elevadas, por lo tanto atractivas. Mucha gente, bancos y personas, ganó una buena platita fácil con el proceso de cambio. Las malas lenguas decían que la otrora poderosa y opositora Asoban se había convertido en la célula oficialista. Billetera mata galán y también ideología, se escuchaba en los pasillos del poder.

¿Pero, qué pasará ahora que el maná de los recursos externos será menor? ¿Podrán los bancos ganar dinero sin el patrocinio gubernamental? ¿La caída de las tasas de interés, por fin, despertará los espíritus animales de nuestros escasos empresarios? ¿Qué pasará con el sistema financiero en el segundo semestre del 2009 y el próximo año? ¿Continuará el romance entre banqueros y revolucionarios? ¿Alguien interferirá en este amor prohibido entre pitucos y proletarios?

Para responder, parcialmente, esta avalancha de interrogantes debo ametrallarlos con algunas ráfagas de hechos; perdónenme, pero debo ir al grano, como recomienda el dermatólogo, no me queda otra. Así que ahí les va:

1) Los bancos están sólidos y llenos de plata. Además, según las encuesta del Grupo Mori registran un índice de aprobación mayor que el Gobierno. En torno del 64 por ciento la gente cree que hacen un buen trabajo, a la administración actual la aprueban con 48 por ciento. Con estos antecedentes podrían inclusive armar un partido político y les iría mejor que a los opositores. Pero cuidado con desencadenar los celos del oficialismo.

2)Las tasas de interés pasivas que pagan los bancos a los depositantes están por los suelos, en Bolivia y en cualquier parte del mundo, si esto les sirve de flaco consuelo. Con suerte, las entidades financieras están pagando 3 por ciento al año en dólares y no más de 5 si la aplicación está en bolivianos. Al contrario, los intereses que hay que pagarle a los bancos (tasas activas), cuando uno se presta dinero del banco siguen altos, aunque han bajado un poco. En washingtones en torno de 9 por ciento y en bolivianos, 12 por ciento. La diferencia entre ambas tasas, pasiva y activa, es alta. Los bancos aducen que tienen que cubrir con este spread, elevados costos administrativos, esto puede ser cierto en caso de bancos que tienen muchos clientes, agencias y préstamos. Pero no es cierto para otros, que están ganando con sólo mantener el letrero en la puerta del boliche.

3) El BCB ha parado con sus operaciones financieras. En el año que transcurre sospechosamente presuroso, los ingresos de nuestra economía bajarán entre 20 y 30 por ciento, ya no hay avalancha de dólares que contener. Ahora, la política monetaria es contra-cíclica. En teoría tendría que ayudar en la reactivación económica. Pero en el país no es solamente el valor de la tasa de interés la que determina la inversión privada; también restringen el desarrollo empresarial la incertidumbre política, la inseguridad jurídica, la ausencia de largo plazo, y la falta de políticas industriales que incentiven al sector privado.

1 comment:

Anonymous said...

Genial post and this mail helped me alot in my college assignement. Thanks you for your information.

TIPNIS y DESARROLLO

TIPNIS y DESARROLLO