Saturday, August 30, 2008

Neuronas bloqueadas

Apenas estábamos disfrutando del chaqui del Referéndum Revocatorio, ahora se viene un combo de referéndums y elecciones, y seis meses después, para cerrar esta maratón de votos, elección de Presidente. “Ahora que tenemos, bien le caskaremos” Mientras nos alistamos para este Woodstock del poder, volvemos a mirarnos frente a un espejo roto que muestra una sociedad angustiada que sabiamente dijo su verdad y dibujo un mapa del poder apta para el pacto, en cuanto, la elite política cada vez más polarizada, apuesta al enfrentamiento. Es un escenario donde todos estrangulan a la aritmética del voto, a su manera, para declarar victorias Pírricas y anuncios de más batallas. La victoria innegable del Presidente Morales no fue suficiente para generar gobernabilidad, todo lo contrario, aumentó la inestabilidad. La ratificación a través, también del voto, de los prefectos opositores tampoco es suficiente para avanzar en las autonomías. La gente cumplió con su país, apostó a la democracia, son nuestros políticos los no hacen su trabajo, no son capaces de pactar, vuelven a su antiguo oficio, bloquear. “Con victorias como estas, estamos perdidos”. Por enésima vez vivimos el síndrome del país bloqueado desde múltiples perspectivas: económica, política e ideológica. Hace cinco años, la oposición, ahora en el árbol del poder, bloqueaba y esta acción era digna y revolucionaria. En aquella época, el noble fin, justificaba el bloqueo. Ahora, la tortilla se vuelca. Los antiguos dueños del gobierno bloquen en su papel de oposición. La magia del pasado se vuelve contra el mago. Los que antes condenaban con vehemencia los bloqueos, son ahora sus apologistas, el medio justifica el fin. Mi bloqueo es (fue) justo, el tuyo es (fue) pagado, se gritan desde las orillas de la intolerancia. Son los homos bloquis en acción. Cualquiera que sea la aproximación que hagamos, esta dinámica política sólo produce desorientación y desesperanza en la población. Esta, en su mayoría, mira atónita desde las graderías a unos leones pallpas (sin dientes) que quieren comerse a unos cristianos desnutridos y viceversa. Dejo a su imaginación la conclusión de quien es quien en nuestro caso. Este parece ser no un país de ganadores, como alguna vez se dijo, si no de empatadores independientemente del resultado de las urnas, aquí no se gana en la cancha sino en el grito y la propaganda.

¿Cómo romper, de manera estructural, el síndrome de la sociedad bloqueada? ¿Cómo superar el círculo vicioso entre excluidos e incluidos para desbloquear los múltiples candados con los que nos encerramos, cada vez con más frecuencia, en el fondo del pozo? ¿Los referéndums dirimitorio y de aprobación de la nueva Constitución desbloquerán el país? No tengo la menor idea, se me bloquearon las ideas y lo que es peor, se me bloqueo la esperanza.

Friday, August 22, 2008

Se viene una crisis?

En cuanto gobierno y oposición regional se agarran de las mechas, en un "Catch-As-Catch-Can" a cuatro caídas, vulgo agárrate como puedas, la economía internacional da señales muy preocupantes. Algunos indicadores revelan que, aparentemente, el período de vacas gordas está llegando a su final. Presentemos algunos hechos estilizados.

La crisis financiera de Estados Unidos parece no tener fin, las pérdidas en créditos no recuperados ya llega a la astronómica cifra de 2 billones de dólares. Dinero suficiente como para resolver los temas de pobreza de varios países en el mundo. Los mercados de valores internacionales están al borde del ataque de nervios. Desde inicios del 2008, las bolsas de Nueva York, Tokio, Shangai, Madrid o San Pablo han registrado una enorme volatilidad en la cotización de acciones. En promedio los equity prices se han reducido en un 40 por ciento de sus niveles de pico.

Según datos oficiales, la recesión en la economía estadounidense comenzó en el primer trimestre del 2008. En este año, el crecimiento del producto gringo con suerte llegará al 1 por ciento. Esta caída del producto va a ser una de las más duras de las últimas décadas. Además todo indica, que el resto de economías del mundo no van a poder desconectarse de la recesión gringa y sus desajustes financieros. De hecho, las doce mayores economías del mundo van camino a un aterrizaje duro. Las economías que se conocen como G7 están entrando en recesión. En el año que transcurre, la zona europea y Japón registrarán crecimiento de menos 1 por ciento. La recuperación del dólar frente al Euro sería otro síntoma de pérdida de vigor económico de la Comunidad Europea. La gran interrogante es China e India, se especula que después de las Olimpiadas, los chinos jalarán el freno de mano a su economía, que está sobre calentada y así, se profundizará la desaceleración del tren económico internacional.

La recesión internacional ya sería responsable por la caída de los precios del petróleo y ciertas commodities. Se estima que la baja puede ser de más del 30% de la reciente burbuja en la que estaban. La frenada en seco de la economías desarrolladas, al igual que de los años 70, está acompañada de aumentos de precios, todo indica que estamos frente a un fenómeno conocido como estanflación (recesión con inflación). Ahora lo que es más delicado, la recesión en el norte y en los otros países desarrollados podría tener el formato de U, lo que significa que sus economías estarían en el suelo por unos 12 o 18 meses. Los anteriores hechos estilizados provienen de varias fuentes, pero sobre todo de las proyecciones que realiza Nouriel Roubini, profesor de Economía Internacional de la Universidad de Nueva York.

Monday, August 18, 2008

Hasta la lógica del poder, obliga a pactar

En este domingo con sol pero sin esperanza quisiera analizar la necesidad de algún tipo de pacto desde la cruda lógica del poder, que al parecer, es la sabia que circula por las venas de las elites políticas en conflicto latente en la actualidad, es el lenguaje del poder el que mejor entienden nuestros políticos. Usare ciertas ideas del realismo político, marco teórico utilizado en el análisis de las relaciones internacionales, para mostrar que inclusive si el objetivo ultimo es la acumulación y mantención del poder, un acuerdo hace parte de la racionalidad política, si de lo que se trata en sobrevivir en este valle de lágrimas en que han convertido Bolivia. El centro de teoría mencionada anteriormente y conocida también como realpolitik es que los actores sociales (Estados y las personas) sólo buscan la acumulación, reproducción y uso del poder, sólo así se sobrevive en la selva que es la sociedad y/o el sistema internacional, que es anárquico por definición porque no existen ninguna fuerza superior que pueda ordenar los Estados miembros. Para los seguidores del realismo, el tema del poder esta separado del mundo de la moralidad, ideología y otros aspectos sociales de la vida. Así que, todo vale, para defender los intereses.

En este marco, poder es la habilidad de influir y controlar al otro actor. El poder puede tener un origen tangible e intangible. En el primer caso, se esta pensando en la administración de recursos económicos y financieros, tamaño de población o territorio y fuerza militar. El segundo tiene que ver un aspecto más simbólico, tipo de liderazgo . legitimidad, fuerza social y poder de las ideas. Bajo este marco de referencia, el control hegemónico solo es posible mediante el uso del poder, en su versión suave (soft power) o dura (hard power). En el caso de que existen varios actores que disputan el espacio político, el equilibrio en este tipo de sistema se produce solamente si hay contra poderes equivalentes en tamaño y recursos. Para el realismo político, para sobrevivir en este tipo de contexto, donde el hombre es el lobo del hombre, hay que hacer un pacto de sobrevivencia, y este es posible a través del balance del poder. Los polos del poder enfrentados pueden y deben realizar alianzas con actores más débiles. Esta teoría política tiene dos supuestos importantes. 1) El actor político es racional, sabe identificar sus intereses y conseguí priorizarlos en la búsqueda de poder. 2) La racionalidad del actor significa que es capaz de realizar un análisis de costo-beneficio. Dado que no lo puedo vencer al otro, cuanto pierdo o gano en un pacto o fuera de él.

Debo confesar que no suscribo plenamente el pensamiento realista, pero mi idea es que, inclusive en la lógica de quien solo busca el poder, como un mecanismo de imponer proyectos, cuando tiene en su frente un polo contrario, equivalente en fuerza, por su sobrevivencia debe pactar. Por la vía del realismo político o la apelación de la vida y la paz, nuestros lideres políticos deben hacer su trabajo que es la construcción de consensos, cabe recodar que son los generales los más capacitados para la guerra.

Friday, August 8, 2008

No hay peor sordo que aquel....

Este domingo, nos preparamos nuevamente para una votación que deberá ratificar o no al Presidente de la República y los Prefectos. Esta avalancha de procesos electorales muestra que el pueblo boliviano apuesta a resolver sus problemas económicos, institucionales y políticos en democracia. Por mucho menos, países de Centro América y Europa se han ido a las manos, terminando en cruentas y estúpidas guerras civiles. En un poco más de dos años y medio, le hemos preguntado de todo a la gente. La respuesta, en general, siempre fue la misma. Por un lado, buena parte de la población apoya un modelo económico y político que fomente la inclusión social y étnica. Con toda razón no acepta más la pobreza y se quiere un cambio profundo. Otra parte significativa del país ha manifestado que quiere autonomía, entendida ésta como una mayor proximidad del Estado a la gente, participación democrática y desarrollo local de base productiva. La voz del soberano es clara y así lo revelan los mapas electorales que desde el 2005 muestran un país dividido. Hoy estamos votando nuevamente y seguramente tendremos resultados muy parecidos a las anteriores elecciones. Las bolivianas (os) han cumplido ampliamente con su país, han manifestado sus ideas y deseos plurales con toda claridad en torno a la agenda de inclusión social y el proceso autonómico, más allá de la manipulación que puede existir de estos temas por parte de ciertos grupos de interés. No hay peor sordo que aquel que no quiere oir.

Quienes no parecen entender el mensaje del soberano son nuestros líderes políticos, independientemente del lugar en el espectro ideológico que se encuentren, insisten en que el soberano dirima el choque de agendas, cuando la mayoría de los bolivianos(as) quiere autonomía con inclusión social en el marco de un modelo de desarrollo integral y sostenible. Por lo tanto, quienes están fallando son los actores políticos, que insisten en las acciones de enfrentamiento, y que en el fondo de su alma abrigan la esperanza de derrotar completamente a la otra parte. Son los guerreros haciendo política, son los que viven del conflicto, son los que ven el mundo en blanco y negro. Son los líderes que creen que en el campo de la política sólo hay enemigos y no así adversarios. Que no entienden que la esencia de la democracia es la pluralidad, que nadie tiene el monopolio de la sensibilidad social, que el cambio en una sociedad democrática tiene múltiples caras, que diferencias de visiones e ideas son una cualidad de la democracia, que la homogeneidad es tonta y revela actos de exclusión, y es uno de los rostros del autoritarismo. Como dice Chantal Mouffe: “Para que existe democracia ningún agente social debería poder reclamar dominio alguno sobre el fundamento de la sociedad”. El espacio simbólico común, que denominamos Bolivia, podemos organizarlo de diferentes maneras.

¿Cómo está la economía boliviana? ¿Desacelerada, frenada, constipada o trancada?

El gran trovador Papirri, creador de la genial Metafísica popular, está recibiendo grandes contribuciones a su larga lista de frases antoló...