Wednesday, January 20, 2010

Vuelvo al ruedo

Vuelvo al ruedo del debate con las pilas cargadas, que aún no son de litio del Salar de Uyuni. El nuevo año se ve complejo, autonomías y 100 nuevas leyes. Flota en el aire un entusiasmo oficialista extremo. Se anuncia una década de oro. Ojala que los deseos se conviertan en realidad y no solamente en un eslogan de propaganda. Los últimos cuatro años no fueron muy alentadores en términos de transformación económica y social estructural. Se hizo muy poco en la dirección de una revolución productiva. Prevalecio un fundamentalismo institucional, en el papel se ofrecio la felicidad económica instantanea. Esta escrito, esta hecho. La realidad de los hechos es diferente. El manejo macroeconómico sigue conservador en los moldes neoliberales. En el sector petrolero, después de cuatro años de gestión, se siguen escribiendo planes, en cuanto los mercados para el gas se achican. La deseada inversión no sale de los titulares de los periodicos apesar de amenazas que provienen del árbol del poder. En el sector productivo prevalece la idea equivocada que lo único que necesitan las empresas para tornarse competitivas es dinero. El tipo de cambio de cambio se mantiene fijo y apreciado de manera tosuda, esto contribuyo al aumnento significativo del comercio informal. Hace unos años se importaba 2 mil millones de verdes, ahora estamos en 5 mil millones de dolares. El crecimiento gigantesco de la Feria 16 de Julio, La Cancha y el mercado de las 7 calles, el Miami pobre de Bolivia, es dificil imaginarse soicialismo. a rigor en la ciudad del Alto, por ejemplo, prevalece un neoliberalismo extremo. En el mundo del comercio todo vale. Los bonos a ancianos, niños y mujeres, un punto alto en la política social del gobierno, ahora son parcialmente financiados por las ganacias de ls reservas internacioanles. El Banco Central entra a la polítca social, sintoma de que ls cosas no andan bien en las finanzas públicas. De hecho para este año se anuncia un déficit público de 4,5% del PIB. Parece que no ver platita para hacer la revolución, habrá que cortar un poco la propaganda. En fin el año comienza con esperanza en la gente que voto masivamente en el proyecto del MAS. Una otra oportunidad para que las causas justas que defiende el Presidente Morales se alinien con las ideas y acciones adecuadas para resolver los temas de pobreza y falta de riqueza. En los últimos cuatro años las causas justas fueron defendidas con ideas equivocadas.

1 comment:

vanessa said...

Dificil que haya plata, si el magaproyecto que pretenden poner en marcha hecha mano de las Reservas Internacionales Netas, de los ahorros de todos los bolivianos, de las AFP y las recaudaciones tributarias del 2009 se han visto afectadas negativamente en un 15% con relacion a las metas trazadas por el ministerio de economia y finanzas publicas. Cual es el superhabit entonces, si no cumplieron con las recaudaciones que deberian entregar a prefecturas, municipios y universidades?. Carlos Schlink Ruiz

Premio Nobel para el lado psicológico de la economía

Un viejo y pretencioso chiste entre los economistas pregunta: ¿Por qué sólo existe premio Nobel de economía?  ¿Por qué no hay este galardón ...