Thursday, September 22, 2011

El "Doc" Morales

Conozco al Dr. Juan Antonio Morales desde siempre. Sin duda alguna es uno de los pocos economistas bolivianos que juega, con solvencia y enorme capacidad técnica, en las ligas mayores de la profesión en los últimos 30 años. Tiene libros que son referencia en el pensamiento social boliviano y ha publicado varios artículos en revistas arbitradas de prestigio internacional. ¿Qué significa esto último? Pues revistas, como el American Economic Review o el Trimestre Económico, que solamente publican artículos que pasan por rigurosas evaluaciones técnicas de comités editoriales. Juan Antonio publicó varios artículos en este tipo de revistas porque una de sus virtudes es la investigación sofisticada.

Al inicio de su carrera se concentra más en temas econométricos, un trabajo pionero es por ejemplo: Bayesian Full Information Analysis, publicado en Alemania. Entre los años 80 y 90, es uno de los economistas que más estudió y publicó sobre las causas de la hiperinflación boliviana y los fundamentos de la estabilidad. Un trabajo clásico, escrito con Jeffrey Sachs, es: Bolivia's Economic Crisis, publicado por el prestigioso National Bureau of Economic Research. Otras investigaciones relevantes sobre el temas son: Creación de dinero y demanda por dinero durante la alta inflación boliviana, de 1982 a 1985. Y Estabilización y Nueva Política Económica en Bolivia.

Posteriormente, las preocupaciones de investigación de Morales se centran en cómo la economía boliviana podía recuperar el crecimiento económico sostenido. Entre los trabajos más importantes podemos señalar: Bolivia’ s Post Stabilization Problems y The Transition from Stabilization to Sustained Growth in Bolivia. Ningún estudioso de este periodo de la historia económica de Bolivia podría dejar de revisar la obra de Juan Antonio. Todos estos artículos se encuentran en la página del Instituto de Investigaciones Socio-Económicas de la Universidad Católica Boliviana San Pablo. http://www.iisec.ucb.edu.bo/papers/1981-1990.htm.

A finales de los años 90 e inicios del nuevo siglo, el interés investigativo de Morales adquiere una visión más de largo plazo y se preocupa con los temas más estructurales y sectoriales de la economía boliviana. Entre los trabajos más destacables están: Economic Policy and the Transition to Democracy. The Latin American Experience escrito con G. McMahon. La Minería y los Hidrocarburos en Bolivia con la coautoría de Justo Espejo. Y Bolivia’s Economic Vulnerability: Crisis and Social Exclusion. Todos estos artículos fueron publicados en revistas internacionales o compilaciones de libros.

Una otra virtud de Juan Antonio a lo largo de todos estos años es de haber aproximado la teoría económica a la gente, ha escrito centenas de artículos en la prensa boliviana que se caracterizan por ser sencillos, llenos de metáforas y alusiones tanto a películas como a personajes de la literatura universal. Muchos de estos artículos se recopilaron en el libro del 2002 Informe escrito de un economista. Este trabajo no está dirigido a sus pares profesionales, sino a las personas comunes que todos los días maximizan sus utilidades haciendo coincidir sus restricciones presupuestarias con sus curvas de preferencias de consumo. El libro contiene artículos polémicos en materia de política económica y que reflejan paradojas que unen la vivencia personal del autor con la historia económica del país. Por ejemplo Canastón de Golosinas, un ensayo muy crítico del DS 21060, publicado en septiembre de 1985, le costó el trabajo a Juan Antonio. Años después su autor se convertiría en el guardián de la estabilidad financiera, como presidente del Banco Central, que justamente el referido decreto ayudó a crear.

El “Doc” Morales, como es conocido entre sus alumnos, también es un profesor de pura cepa: riguroso, didáctico y distraído. Es frecuente encontrarlo por los pasillos de la universidad bañado en tiza de los pies a la cabeza. Sus clases preferidas son: Econometría, materia con la cual varias generaciones de economistas de La Paz perdieron largas noches de sueño, y Macroeconomía, clase que durante años fue el semillero de discípulos que después se convirtieron en muy buenos economistas, que inclusive ahora trabajan en altos puestos del Gobierno Morales.

El profesor Morales enseñó en varias universidades del mundo. Entre las más importantes están: Boston University; Instituto Torcuato di Telli, en Argentina; Universidad de La Haban; Pontificia Universidad Católica del Perú, y la Facultad de Notre Dame de la Paix, en Bélgica.

En Bolivia, existe el criterio equivocado de que si se responde una idea o crítica se hace crecer al oponente circunstancial, somos campeones para empequeñecer el sano debate. Al contrario de esta tendencia, Juan Antonio es un elegante militante de la polémica. El “Doc” Morales no deja de responder e iniciar discusiones, independiente del tamaño del contrincante. A lo largo de varios años de amistad he tenido el privilegio de no estar de acuerdo con él. Debatir con Juan Antonio además de enriquecer mis análisis me han confirmado que es un hombre íntegro y leal, aún en la diferencia. Por ejemplo, una asignatura pendiente que tenemos es sobre la apreciación del tipo de cambio real y su impacto en la economía boliviana. Espero ansioso retomar la discusión.

Esta una breve semblanza e historia de Juan Antonio, que con absoluta certeza no fue mellada por el artero cuchillo de la revancha y la baja política. Ciertamente, el investigador, profesor y brillante polemista seguirá enseñando economía a las futuras generaciones y le dará lecciones de vida y honestidad a los carceleros de la inteligencia, la esperanza y la libertad.

1 comment:

orcotras said...

Buena Gonzalo

..seria bueno saber que quiere decir:

la apreciación del tipo de cambio real y su impacto en la economía boliviana. ( si es un terremoto, no tienes que escribirlo ya no mas. pero mantenlo en la lista de temas pendientes de publicar)

Un abrazo
orcotras

No es un problema diferencias ideológicas, sino de coeficiente intelectual

Con frecuencia y con mucha razón la gente me dice que debemos pasar de la problemática a la solucionática. Del diagnóstico o de la  crítica ...