Friday, April 3, 2009

Neobolcheviques y Victoria´s Secret

El contrabando de ropa usada es una historia vieja. Varias gestiones de gobierno no hicieron nada al respecto. Muchos de nuestros neobolcheviques criticaban este hecho, con toda razón, como uno de los lados más oscuros de neoliberalismo, pero tres años después en el gobierno no han hecho nada. No se ha producido ninguna reconversión industrial y los comerciantes de ropa usada no tienen ninguna opción laboral.¿Dónde quedó la industrialización y el apoyo a la producción nacional ? Ahora, la respuesta desde el balcón es otra. Mentón 180 grados, mirada de quien esta viendo el futuro, ojos de ternura proletaria, suspiro profundo para sentir el aire del cambio, mechón levemente caído en la frente y con voz grave y algo entre cortada, el revolucionario oficialista dice: “Nuestra amada paaatriiiia está en peligro” Del lado de la calle, los simples mortales se preguntan: ¿Joven y mi peguita? ¿no tengo chamba, compañerito? Bien cache la paradita, bien lindo habla Usted , pero para mi, patria es trabajo digno. No moleste pues compañero, con temas pequeños burgueses como el empleo sostenible y el cambio productivo. Estamos muy ocupados haciendo la revolución. La tolerancia a la importación de ropa usada es una de las facetas del pragmatismo del socialismo andino que, ya sea desde la apreciación del tipo de cambio, que favorece las importaciones, hasta la legalización del contrabando (ahora está permitido internar hasta 42 mil dólares de la merca), apuesta a un modelo libre cambista.

Además, en un año de elecciones, muchos socialistas de café están siguiendo la Ley de Soliz, “haste el cojudito y serás feliz”. No hay que olvidar que los compañeritos ropaviejeros también votan y mejor no hacerlos enojar. Total, están democratizando la moda de París y Londres. Ya decía el Che: Hay que endurecer pero sin perder la pose. ¿no ve? ¡Viva Victoria Secret! ¡Gloria a Carolina Herrera y los compañeros Versase y Armani! ¡ Patria o ropa ajena! Venceremos, pero elegantes con los calzones de los gringos. Hasta la victoria de Victoria, siempre.

3 comments:

Ahí te veo Madrid said...

Jajaja. Muy bueno!!

Pasando ahora al fondo del asunto, la pregunta es ¿cuánto más nos va a costar SU revolución?

Sabemos bien que quienes están pagando esta revolución no son los "perros" del oficialismo, ni los dólares de nuestro gas, ni los petrodólares de Hugo Chávez.

Los que pagan esta revolución somos más bien los que trabajamos duro, los que pagamos impuestos, los que tenemos que cumplir un horario o una meta y no tenemos la opción de salir a marchar, a bloquear, o a cercar congresos como lo hacen los "perros" del oficialismo.

Lastimosamente, dentro del grupo de "perros" si bien están los que efectivamente son pobres, marginados, excluidos, etc. (que por cierto son los menos), también están muchos de los que se mueven "orgánicamente" por "consigna" (es decir, no entienden un sorete de por qué marchan ni por qué presionan pero ahí están, firmes y nunca de rodillas!!. Caso contrario les aplican la coerción sindical); y sí, tambien están los VIVOS (esos sí que sobran, especialmente en esos estratos) que se aprovechan de la turba, de moverse dentro de la MASA para sacar máximo beneficio INDIVIDUAL. De utilizar a la COLECTIVIDAD para el interés privado.

Cuánto daño le hace a mi país esa gente: el Sr. Evo Morales, García Linera y sus "Perros".

Hoy por hoy están jugando a la economia pública, pero sin haber leído (o por lo menos haber conocido) las reglas del juego. Tienen una idea del juego que quieren jugar y a eso nos quieren llevar, a una idea amorfa, casi gaseosa, que no tiene ni pies ni cabeza, pero donde la renta fácil y la prebenda son la clave del asunto.

Lastimosamente, una realidad muy evidente para nuestro pueblo, y una característica de los pueblos de nuestra américa latina, es que que un pueblo muy PASIONAL. Tenemos una tremenda facilidad de enamorarnos muy rápido de los líderes del momento y si a eso le sumamos una característica adicional (que no se bien si es una debilidad o fortaleza), tenemos la receta perfecta, ya que además de pasionales, tenemos una memoria de corto plazo.

Los Bolivianos olvidamos muy rápidamente (lo bueno, y lo malo) que nos sucede y no tenemos, por lo tanto, de incluir esa información en una perspectiva intertemporal.

En este caso en particular, nos cuesta cuantificar (o nos engañamos y tratamos de hacernos los de la vista gorda) los costos del proceso de desinstitucionalización que estamos viviendo, a lo que se añade la serie de distorsiones que en los precios relativos que se están acumulando. Más aún se están conteniendo artificialmente ciertas variables, cuyo efecto a posteriori (y no va a ser la primera vez que sucede) de desembalse seguramente será muy traumático.

Finalmente tres preguntas que me hago todos los días:

1) ¿En Bolivia a alguien realmente le interesa esto?,

2) ¿Será que estamos tan cerca del (0,0,0,...0) que nos da lo mismo tener que volver a comenzar si la embarramos una vez más?

3) ¿Mantener el sueldo (o el retorno) asegurado para mantener a la familia vale cualquier sacrificio?, ¿incluida la pérdida de libertades civiles y oportunidades?

Ampliación de la comercialización Ropa usada o no, la verdad es que esto tiene una dimensión mucho mayor. Luego sabremos que luego de haber alimentado, tolerado y sufrido al bicho de siete cabezas (no el de Hobbes precisamente), lo más probable es que no sepamos qué hacer para matarlo.

HUGO said...

si de verdad muy bueno
los delincuentes de ayer, hoy con mascara de ANALISTAS
con todos sus pergaminos y solo llegaron a viceministros criticando lo que ellos jamas lo intentaron
resignados como el FMI nos vaciaba las arcas robandonos la esperanza

Anonymous said...

Versace

Premio Nobel para el lado psicológico de la economía

Un viejo y pretencioso chiste entre los economistas pregunta: ¿Por qué sólo existe premio Nobel de economía?  ¿Por qué no hay este galardón ...