Tuesday, June 22, 2010

“Subite, sentate, callate y agarrate"

Más temprano que tarde se viene un incremento en el precio del transporte público. De hecho, los radiotaxis ya han aumentado sus tarifas de manera abusiva sin que ninguna instancia del gobierno haya dicho nada. Así que en lenguaje de minibusero, el tarifazo se viene así que: “subime, sentate, callate y agarrate, porque yo voy apretar el fierro a fondo y turbear”.
Sin duda alguna el aumento de los pasajes generará un salto en la inflación, lo que reducirá el salario real de las personas quitándoles capacidad de compra y bienestar. Dado que sus ingresos son fijos, Usted pagará más por el transporte y tendrá que sacrificar la compra de otros bienes y servicios. Cuan profunda será la pérdida, va depender si el salto en la inflación es por una sola vez, o si este incremento en las tarifas del transporte genera una acción defensiva o especulativa de precios. Ya los panaderos han anunciado un aumento en las marraquetas. Otros sectores pueden hacer lo mismo. Si estamos frente a un salto o espiral también va depender de lo que haga el gobierno, podría controlar las tarifas y/o ser más riguroso con las políticas anti-inflacionarias. Cabe recordar que el transporte público es un mercado regulado a través del mecanismo de precio tope o techo. Quiere decir el gobierno municipal o nacional deben autorizar el cambio en las tarifas. Pero antes de cualquier decisión, se requiere un estudio microeconómico minucioso sobre la estructura de costos del transporte, que según los choferes ya existe, y faltaría difundirlo. Que debería contener el estudio, una explicación al detalle, por tipo de transporte y región, de cuanto gastan en 1) costos fijos, es decir, cuanto se pago por el minibus o taxi, en Bolivia hay que considerar que casi todos son los automotores del transporte son chutos. También habría que calcular una depreciación anual del vehiculo, aquí circulan cacharros de los años setentas que ya perdieron su valor muchas veces. Así mismo se debe tomar en cuenta los gastos en seguros del motorizado, permisos de circulación, cuotas a sindicatos, revisiones técnicas que se consideran como gastos fijos. 2) Entre los costos variables están: neumáticos o llantas que en Bolivia son pelonas o recauchutadas, mantención y reparaciones del bólido, y el combustible, que en nuestro caso, son subsidiados. Otros costos variables son remuneración a los chóferes y voceadores, quienes, generalmente, se les paga chauchas. Analizada esta estructura de costos básica, el gobierno debería reconocer una ganancia y fijar la tarifa.

6 comments:

Anonymous said...

Si los transportistas no pagan impuestos de sus ganancias, eso los hace miembros de la economia informal. El servicio de móviles debería dar factura a clientes. Los móviles cobran lo que les pega la gana. Aunados al contrabando, gremialistas y cocaleros engruesan las filas de los que birlan al Estado complaciente, tuerto, arbitrario pero receptivo de sus votos.

Anonymous said...

Ojalá y solo fuera que "birlan al Estado complaciente, tuerto, arbitrario pero receptivo de sus votos" pero el problema es que tambien son free-riders.

Los baja calidad de la educación y el pobre desarrollo institucional en Bolivia hacen que estos sectores no solo sobrevivan sino que muchos de los que forman parte de ellos sean más exitosos que aquellos que caen en la "bolsa de la formalidad".

Una paradoja del subdesarrollo.

Anonymous said...

Uruguay campeón lo digo yo.

Ricardo Gumucio said...

Dejando un poco de lado el problema de la calidad de los servicios y la informalidad del sector de transporte, tambien deberiamos de observar el problema de las espectativas adaptativas y el incremento en los precios que este último mes se ha producido debido a la indefinicion del gobierno ante el anuncio público de los transportistas de incrementar el precio de sus servicios. Es decir que ahora los sectores mas pobres del país sufriran dos incrementos en los precios de los productos que consumen, el primero por el anunicio en el aumento de precio en el transporte y el segundo cuando realmente se incrementen.

Ricardo Gumucio said...

Dejando un poco de lado el problema de la calidad de los servicios y la informalidad del sector de transporte, tambien deberiamos de observar el problema de las espectativas adaptativas y el incremento en los precios que este último mes se ha producido debido a la indefinicion del gobierno ante el anuncio público de los transportistas de incrementar el precio de sus servicios. Es decir que ahora los sectores mas pobres del país sufriran dos incrementos en los precios de los productos que consumen, el primero por el anunicio en el aumento de precio en el transporte y el segundo cuando realmente se incrementen.

Anonymous said...

senores: sientense, agarrense, que esto se pone feo
el copo de nieve se va agrandando y el bote chuto del MAS hace aguas por todo lado
estamos llegando al punto donde los gobernantes se han vuelto unos comediantes/escapistas mediocres y que al querer esquivar las balas se embarran mas y mas, y MAS
evocaina estas destruyendo este pais...pronto saldra el sol nuevamente

Creando un océano azul para la política

En el ámbito empresarial una compañía navega en un océano azul cuando ha sido capaz de elaborar una estrategia diferenciadora que le permite...