Monday, March 26, 2012

El espíritu emprendedor de las mujeres

Desde 2007, la Escuela de la Producción y la Competitividad de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” (UCB), en el marco de las actividades desarrolladas por el Instituto para el Emprendimiento y la Competitividad, viene estudiando la evolución del espíritu emprendedor en Bolivia. Se han publicado dos ediciones del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) para el país (2008 y 2010). En esta oportunidad comentaré un nuevo trabajo desarrollado por la Universidad : Mujeres y Emprendimiento en Bolivia 2011: Áreas Urbana y Periurbana.. El libro presenta por primera vez resultados que retratan la dinámica emprendedora de las mujeres bolivianas que viven en las áreas urbanas y periurbanas. El trabajo se basa en una muestra nacional representativa de 2.500 mujeres adultas entre 18 a 64 años de edad que fueron encuestadas sobre temas de emprendimiento a mediados de 2011. El sentido común entiende el espíritu emprendedor como el arte de crear nuevas empresas. En realidad, el concepto es más amplio y profundo, se refiere a la capacidad que una persona o colectividad tiene para crear nuevos productos o servicios, y/o nuevos métodos para producir y enviar bienes y servicios al más bajo costo. Emprendimiento es un concepto muy anglosajón, tal vez en el país deberíamos llamarlos agitadores productivos, revolucionarios del empleo, innovadores sociales. Los estudios del GEM Bolivia 2008 y 2010 mostraron que somos uno de los países más emprendedores del mundo. Retrataron miles de acciones de emprendedores nacionales, que sin ningún apoyo de políticas públicas, le dan pelea a la pobreza, pero la mayoría de ellos son emprendedores por sobrevivencia y no por oportunidades. Estos últimos son los más valiosos desde la perspectiva del crecimiento productivo sostenible porque son capaces de convertir una idea creativa en empleo y en generación de riqueza. El libro Mujeres y emprendimiento profundiza el entendimiento sobre el espíritu emprendedor y muestra que las mujeres son un pilar central en la construcción de tejidos empresariales y sus correlatos sociales. Los principales hallazgos de la investigación se organizan en cinco grandes áreas: 1) Percepciones y actitudes hacia el emprendimiento; 2) Actividad emprendedora y motivación para emprender; 3) Aspiraciones de las emprendedoras; 4) Perfil de las emprendedoras; 5) Factores inciden en la dinámica emprendedora de las mujeres. Respecto a las percepciones y actitudes, la investigación muestra que las mujeres enfrentan decididas la batalla del emprendimiento, que en muchos casos es la lucha por la sobrevivencia. El 71% de las encuestadas expresa que iniciar un negocio es una buena opción de carrera. El 57% de ellas considera que poseen los conocimientos y experiencia para iniciar un emprendimiento. Las mujeres más pujantes están en Santa Cruz de la Sierra, El Alto y Cochabamba. El libro también muestra que a la hora de emprender un negocio no existen diferencias significativas entre las mujeres que se autodenominan indígenas y no indígenas. En lo que se refiere a la actividad emprendedora concreta, en el 2011, de cada 100 mujeres en las áreas urbanas y periurbanas, 37 se encontraban realizando algún emprendimiento ya sea en etapa inicial y/o con mayor tiempo de antigüedad. Se evidencia que entre la predisposición para liberar el espíritu emprendedor y la práctica hay una brecha. Otra vez en El Alto, Santa Cruz y Cochabamba, son las ciudades donde mayor actividad emprendedora tienen las mujeres. Ahora, ¿qué motiva a estas mujeres a optar por una actividad emprendedora?, pues mayoritariamente la necesidad. Tanto las iniciantes como las propietarias de negocios establecidos, en la mayoría de las ciudades de Bolivia, aducen este motivo para iniciar este negocio, 43% y 56% del total de mujeres encuestadas respectivamente. ¿Qué pasa con las aspiraciones de las emprendedoras? Pues bien no son muy optimistas. Alrededor del 46% de las emprendedoras no tienen expectativas de crecimiento en los próximos 5 años (no esperan generar ningún empleo), seguidas de quienes sólo tienen expectativas muy bajas (incrementos de 1 a 5 empleos) con el 43.3%. ¿Y quiénes son las emprendedoras bolivianas? El trabajo muestra que las nuevas emprendedoras como las establecidas tienden a desarrollar sus actividades en el sector servicios: hoteles, restaurantes y comercio al por menor (cerca al 80% en ambos casos). Más de la mitad de ellas se autoidentifica como indígenas, nacieron en alguna urbe y son trabajadoras independientes. La mayoría de ellas es casada o vive en pareja. Las emprendedoras nuevas son más jóvenes (25 a 34 años) que las propietarias de negocios establecidos (35 a 44 años de edad), reflejando el fenómeno natural del proceso emprendedor. Los ingresos de las iniciantes tienen mayor probabilidad de estar sobre Bs. 2000 mensuales, mientras que el de las establecidas usualmente son menores a Bs. 2000 al mes. Finalmente, entre los factores que inciden en la dinámica emprendedora se destaca que la actividad emprendedora es percibida por las mujeres como una oportunidad para la conciliación de la vida laboral con la vida familiar, aspecto que a la larga puede afectar la calidad, el tamaño y el desempeño en general de su emprendimiento. El libro comentado tiene más información y hallazgos interesantes que hacen imprescindible su lectura para entender la dinámica emprendedora de las mujeres bolivianas. La investigación fue elabora por equipo de la UCB (Verónica Querejazu, Cecilia Larrea, Marco Antonio Fernandez, David Zavaleta y tuvo el apoyo financiero de Conexión – Fondo de Emancipación).

7 comments:

Anonymous said...

Habría que ver el grado de éxito que tienen esos emprendimientos, que inversión han hecho, las actividades más rentables, sus formas de elegir oportunidades de negocio, el asesoramiento con que han contado, si son profesionales, , si sus emprendimientos son sostenibles y tienen perspectivas, etc. Descriptivamente, bien; pero las conclusiones?

Gonzalo Chavez said...

La mayoría de tus preguntas se responde en el libro, te invito a leerlo

Anonymous said...

El tema no levanto mucho revuelo.. :(

Cambiando de tema en Bolivia se necesita un Fabricio Correa...

Cristian said...

No cabe duda que el emprendimiento es una las alternativas a las que recurre mujeres como varones, realmente es importante resaltar el emprendimiento de la mujer, conociendo de las diversas facetas a las que debe enfrentar, sin duda un importante avance e investigación que es importante conocer características y peculiaridades de la voluntad de ser mejor frente a cualquier adversidad...

Cristian said...

Estimado Gonzalo Chávez, un verdadero honor poder mantener contacto vía este medio, aprovechar en felicitar por la labor académica que viene realizando hace años por una mejor Bolivia. El motivo de la presente es para consultarle, si el día de mañana 03 de abril, en la presentación del LIBRO en el Hotel Radisson, tiene estrictamente una invitación directa o se puede acudir a la misma sin ningún requisito, por favor, si pudiera informarme la respecto. Muchas gracias.

Gonzalo Chavez said...

Estimado cristian
Estas cordialmente invitado, la entrada es libre
Un gran saludo

Anonymous said...

Gonzalo lamentablemente no pude asistir a la presentaciòn del libro, me gustaria mucho acceder a una copia del mismo. considero que los resultados de trabajo son muy reveladores, te imaginas si se da un soporte economico de inicio a esas ideas innovadoras cual puede ser el cambio en las vidas de esas mujeres y en la de sus hijos...

Premio Nobel para el lado psicológico de la economía

Un viejo y pretencioso chiste entre los economistas pregunta: ¿Por qué sólo existe premio Nobel de economía?  ¿Por qué no hay este galardón ...