Monday, May 5, 2014

Yachay, compañero manta

Yachay, compañero manta. Mi artículo de este domingo.
Este es el camino para salir de la trampa de los recursos naturales 

Las luminosas trompetas del proceso de cambio anuncian la gran novedad. Ya no es la época de las nacionalizaciones, ahora es el tiempo de la industrialización de los hidrocarburos y los minerales.
Con un pequeño retraso de un par de siglos, se pregona la llegada de la primera revolución industrial. En cuanto  las economías más interesantes en el mundo entran a la era del conocimiento, por estos paisajes de Dios se busca agregar valor al estaño, la plata y el gas natural.
Las fundiciones, los fierros y las grandes obras del nacionalismo desarrollista encandilan con sus luces de progreso. Un satélite que, dizque ciego, produce cataratas de llanto y emociones a raudales. Un teleférico es denominado el Pegasus andino, el caballo volador y, por supuesto, hace avergonzar al tren de 1800, que era llamado el caballo de hierro por los originarios norteamericanos. Una planta separadora de líquidos arranca odas y poesías a la modernidad.      
La pregunta central es cuán orgullosos deberíamos estar de recorrer el mismo camino de Inglaterra de finales del siglo XIX. Habrá mucha gente que dirá, por algo se empieza. Pues bien, reconozco que en la coyuntura actual tienen razón, éste es un camino a seguir, aunque no el único.
Con esta visión etapista de desarrollo, con paciencia, en otro siglo, llegaremos a la tercera de la revolución industrial. Entre tanto, me inscribo en un grupo de soñadores que piensa que Bolivia también puede saltar directamente a la revolución del conocimiento. Varios países de América Latina siguen este camino. Pero recapitulemos este proceso histórico. 
La primera revolución industrial se caracteriza por el reemplazo parcial del trabajo manual por diversos tipos de máquinas. Es el inicio  de la mecanización de las industrias textiles y el desarrollo de la fundición del hierro. En este periodo, el transporte se modernizó con los ferrocarriles y la innovación tecnológica más importante fue la máquina de vapor. Esta revolución se concentró en Inglaterra.
La segunda revolución industrial se vincula al surgimiento de nuevas y mejores técnicas de producción, y una nueva clase de industrias, como la petroquímica, la electricidad y los automóviles.  En este periodo se desarrollan países como Alemania, Estados Unidos, Japón y Rusia.
En el periodo se desarrollan las energías generadas por petróleo y gas natural. Las principales innovaciones son el motor de combustión interna y la aeronáutica. 
La tercera revolución industrial o revolución de la inteligencia y el conocimiento está vinculada a los cambios de la tecnologías de información y comunicación.  Esta revolución se basa en energías renovables a base del hidrógeno, redes de distribución de energía eléctrica "inteligentes”, manufactura digital, nanotecnología, tecnologías de la información y sus diversas aplicaciones en el  computing cloud. 
Los lugares de esta revolución en curso son las ciudades creativas y los territorios inteligentes. La tercera revolución industrial puede ser hecha en la base de la pirámide social, con  los más pobres como beneficiarios.
Las nuevas élites del poder insisten en que los bolivianos(as) sigamos mirando al suelo, andemos agachados buscando minerales y petróleo, que sigamos anclados en la primera o máximo segunda revolución industrial. Por lo tanto, el primer paso para comenzar la tercera revolución industrial es cambiar de postura, es erguirse y levantar la cabeza para descubrir  el futuro económico que está en los cielos de la creatividad y la innovación y en las nubes de la internet. En el ciberespacio. 
¿Cómo deberíamos abandonar el siglo XIX y dar un salto al futuro? Aquí algunas sugerencias muy cortas debido a la extensión de la columna. En primer lugar, necesitamos convertir algunas de nuestras universidades en cluster del saber donde confluyan colegios, empresas y sector público con el objetivo de aprender y desarrollar tecnologías de la información vinculadas a desarrollo social. Debemos crear ecosistemas que fomenten la innovación, la creatividad y el desarrollo tecnológico. 
Segundo, estas universidades deben buscar alianzas estratégicas con sus pares mundiales en desarrollo de tecnologías, que trabajen particularmente con productos y servicios destinados a ayudar con las personas que están en la base de la pirámide social mundial. 
Tercero, el Gobierno, tanto nacional como local, debería crea parques tecnológicos. Cuarto, el Estado debe desarrollar un programa de formación de 500 doctores en 10 años en las mejores universidades del planeta, invirtiendo 125 millones de dólares, lo que da 12 por año, ciertamente menos dinero de lo que el Gobierno gasta en propaganda. 

¿Sueño? ¿Delirio? No. Varios países de nuestra región van por este camino. Los proyectos más interesantes,  la Ciudad del Saber en Panamá, Monterrey en México, Canelones en Uruguay y el reciente Yachay (www.yachay.gob.ec), la ciudad del conocimiento en  Ecuador, que en menos de 30 años pretende ser el primer valle tecnológico de América del Sur.  El objetivo,  superar la economía extractivista y pasar a la revolución del yachay (saber o conocimiento en quechua).

1 comment:

Anonymous said...

Se lo puede ver de dos maneras, hasta de tres, ¿ Las universidades son la causa del desarrollo de Bolivia?

Si son la causa de desarrollo estamos en problemas, quedria decir que la baja calidad academica y las universidades son responsables del subdesarrollo de Bolivia.

¿ Las universidades son reflejo del desarrollo de Bolivia? ¿o ambas ? algo de reflejo y algo de causa.

Pais pobre, universidades pobres.

Pobre en lo economico, pobre en lo social, pobre en lo académico.


¿ que es lo que forma las universidades?

Las universidades brindan conocimiento, el negocio de las universidades es dar conocimiento de calidad, formar capital humano, y dentro de sus multiples objetivos es que ese capital humano a futuro encuentre trabajo.

En sus aulas las universidades forman a los futuros empresarios, futuros líderes políticos, algunos varios lideres políticos y empresarios de Bolivia no pasaron lastimosamente nunca por sus pasillos.

¿ Por que muchos profesionales no encuentran trabajo?

Tal vez porque hay sobrecualificación en Bolivia, quedria decir que los profesionales estan sobrecualificados para los trabajos que desempeñan o que existen, quedria decir que las universidades tendrian que bajar el nivel academico para adecuarse a los trabajos monotonos y pobres de Bolivia.

Si los bachilleres igual no estan muy bien formados, de igual manera las universidades deberian de bajar el nivel para adecuarse al nivel de ellos.

Pero la culpa o la responsabilidad no es toda de las universidades, hay jugadores clave como el gobierno, los empresarios y los movimientos sociales que influyen en las variables economicas, variables socioculturales, variables del desarrollo.

Pero las universidades se dan cuanta fácil cuando un país no necesita o necesita de masters, licenciados o doctores, cuando se habre un curso para masters y no hay mucho postulante, señal de la sociedad no necesita mucho, en un analisis frio y descorazonado la oferta y demanda interactuando.

Igualmente el empleo y desempleo formal dependen de la oferta y la demanda, el salario es como el precio entre la oferta y la demanda laboral, a mayor salario, a mayores incrementos salariales, mayores aguinaldos mayores serán los costos para la empresa y para el gobierno, a futuro se traducira en mayor desempleo formal, cada vez sera mas caro y mas dificil contratar profesionales de las universidades en el mercado formal.


Hay una frase que dicen " Hay empleo, pero no para profesionales".
Los profesionales del mañana tienen que pensar seriamente en el mercado informal.

No es un problema diferencias ideológicas, sino de coeficiente intelectual

Con frecuencia y con mucha razón la gente me dice que debemos pasar de la problemática a la solucionática. Del diagnóstico o de la  crítica ...