Monday, February 12, 2018

Buscando a Ninguno


Cuentan que en la antigua Roma, cuando los generales volvían victoriosos del campo de batalla, celebraban sus triunfos con apoteósicas marchas en las calles. A bordo de  en sus
carruajes recibían los vítores del pueblo, pero los acompañaba un esclavo sosteniendo la corona de laurel, que a medida que las aclamaciones aumentaban, éste se acercaba al oído y le decía: Recuerda que eres mortal. 


 Nuestro César local también pasea a sus triunfos por calles y campos de fútbol del país, y lo hace sobre diversos vehículos rodeados de admiradores, pero no tiene nadie quien le recuerde que es un simple mortal. Al contrario, sus allegados le repiten, una y otra vez, que es imprescindible, cósmico, único, histórico, gigante, padre eterno del pueblo y, sobre todo, inmortal en política.


 Sin embargo, en el medio de las lisonjas, de la nada, como diría un paceño, desde las graderías la gente, a través de una encuesta, le ha recordado al Presidente el viejo adagio romano:  Memento mori, que en este contexto significa que el poder es efímero y se desgasta. Pero lo más grave fue que la población le susurró al oído al líder una misteriosa palabra: Ninguno. 


 La intención de voto de Morales sería de 22%, menos de 40 puntos respecto a las glorias del pasado, cuando era vitoreado hasta por las nacionalizaciones de las peluquerías.  Entre tanto, lo más terrible para quien pensaba que el sol salía sólo para verlo madrugar, es que está perdiendo las gracias de las multitudes frente a un ser sin rostro, frente a Ninguno, quien recibiría el 24% de la preferencia ciudadana. 


 Que le amenace el reinado un representante del imperio o una fina flor de la burguesía, afilaría el brío del líder y le permitiría descargar,  sobre él o ella, la furia de los guerreros virtuales provistos de los celulares Quipus; pero “nadies” es un fantasma, una entelequia que refleja rechazo, disgusto y no aceptación de un masa diversa, una categoría vacía en búsqueda, urgente, de banderas de esperanza, nuevos horizontes de ideas y dirección política.


 Para el dueño del poder, Ninguno es su peor pesadilla, porque es un enemigo invisible y, por el momento, es un sentimiento profundo y rebelde en búsqueda de cuerpo político, pero es una amenaza que debe poblar las largas noches de insomnio del caudillo y su equipo de estrategas. ¿Qué o quién es Ninguno?  


 Pero que Ninguno tenga tanto apoyo popular es también un revés a la oposición, que después de 12 años  fue incapaz de construir un proyecto político alternativo y formar nuevos liderazgos. Entre tanto, el resultado de la encuesta es un desafío a las centenas de agrupaciones ciudadanas que han surgido en los últimos años, a las que les une el rechazo al populismo autoritario, pero que aún no han construido un proyecto político común. Desde este frente social también la pregunta no calla: ¿Qué o quién es Ninguno?  


 El desafío, de situación y oposición es imaginar el perfil de Ninguno y en algún momento encontrar la persona de carne y hueso para armar la estrategia de combatirlo o proyectarlo. 


 Por supuesto, para el Gobierno, el Ninguno ideal sería un neoliberal de hueso colorado, un vendepatria de madre y padre, una mujer u hombre con pasado atroz para que los fuegos de la guerra sucia se regocijen. Incluso, ayudaría que sea un blancoide de apellido con tres pisos y alguna parentela chilena. Este perfil de candidato haría renacer al líder del proceso de cambio como el ave Fénix. 


 Ninguno, para el oficialismo, debería ser un Anti-Evo perfecto. Su otro Yo pero de derecha que le permita al Gobierno seguir con su estrategia política de victimización. El indígena, el eternamente discriminado frente al patrón. Retomar la epopeya de los pobres contra los ricos, lo nacional contra lo antinacional, pueblo contra imperio. Un candidato que polarice al extremo.  


  Del otro lado del río, ¿cuál sería el Ninguno perfecto?  Aquí los desafíos son más complejos. El perfil elemental es que sea joven sin vinculación con el pasado, ideológicamente de centro, que sea capaz de entender un arcoíris enorme de reivindicaciones.  Pero esto es descubrir la curvatura del círculo.

Tal vez una manera de ver quién podría ser Ninguno para la oposición no es hablando de sus virtudes personales y sí de los sueños que tendría que retomar o impulsar, de las heridas que tendría que curar, de los puentes de reconciliación que tendría que construir. 


 Claramente, no debería ser un militante del “contra” y sí un amante del “para”. Estar en política para hacer las pases con la historia de logros y fracasos del país. Para hacer de la práctica política un instrumento de concertación, antes que una espada para matar al adversario. Para reinventar nuestro conocimiento colectivo económico y social a base de  la solidaridad, el respeto al medioambiente y la sana competencia.


 Para respetar las libertades individuales en el marco de las reglas de juego democráticas y el bien común. Para luchar contra la intolerancia, el fanatismo y el chauvinismo. Para  evitar el abuso del capital y del dinero mal habido. Para construir un Estado y sociedad más justa, y transparente. Para construir una nación de jóvenes emprendedores que superan la pobreza desde los proyectos innovadores y los empleos dignos. Para hacer de manera simultánea la primera y cuarta revolución industrial.     


 Para todo esto, Ninguno debe enfocarse en los dolores de los ciudadanos que   deben atenderse (seguridad ciudadana, empleo de calidad, respecto a la naturaleza, acceso a la tecnología y muchos otros) y las alegrías (más democracia y libertad) que hay que reforzar. Es decir, presentar a la sociedad boliviana una propuesta de valor basada en respeto de las reglas de juego democrático, de esta manera superar la dicotomía del voto duro de oposición y oficialismo. 


 En fin, debe buscar a los millones de Ningunos, ciudadanos que tienen otros sueños, que piensan que Bolivia debe entrar en el modo renovación de ideas y actitudes.

Gonzalo Chávez A. es economista.

No comments:

La nacionalización tortuga de las AFP

A raíz del inicio de un arbitraje iniciado por la AFP Previsión (Banco BBVA) contra el Estado boliviano ha entrado nuevamente en el debate ...