Tuesday, September 11, 2007

Gobierno Tortuga

Los indicadores macro-financieros de Bolivia muestran un comportamiento favorable, que ofrece márgenes interesantes para reorientar el modelo de desarrollo. La economía boliviana, en el 2006, se ha visto favorecida por un favorable contexto internacional, los precios de los productos que Bolivia exporta continúan elevadas, las tasas de interés internacional están bajas, las remesas externas han aumentado y la región latinoamericana registra sostenidas tasas de crecimiento económico. Adicionalmente, Bolivia fue beneficiada por la condonación de una parte importante de su deuda externa por parte de la cooperación multilateral y bilateral. Mejor imposible y el 2007, vamos por buen camino, temas económicos. No podemos desaprovechar esta situación.
En el 2006, Bolivia registró una tasa real de crecimiento del PIB de 4,5 por ciento. Si bien se salió del periodo de bajo crecimiento registrado entre 1999 y 2004, el crecimiento del producto es menor al registrado en los años setenta o noventa. El crecimiento económico está fuertemente impulsado por la demanda externa y en menor medida por la demanda interna. Los sectores económicos con mayor dinamismo son minería e hidrocarburos. En este contexto, la tasa de desempleo se ha reducido de 8,15 por ciento en el 2005, a 7,9 por ciento en el año 2006, para el siguiente año se espera la misma tendencia. El menor desempleo también se explica por la reducción de la oferta. Muchos han llegado a la conclusión, que la única salida a la crisis política es un aeropuerto.
En el 2006, la inflación fue moderada, 4,95 por ciento, mostrando que a pesar de los cambios político institucionales, esta variable se mantuvo bajo control. Bolivia ha tenido una tasa de inflación relativamente baja desde 1987 y la estabilidad es valorizada por los bolivianos. En el 2007, la inflación podría llegar al 10 por ciento. Aquí ojito, cuidado, con tirar por la borda, la estabilidad, que es un patrimonio de los bolivianos.
En el 2007, el sector externo registró records históricos, se exportaron más de 4 mil millones de dólares, aproximadamente el 40 por ciento del PIB. Entre 1984 y 2003, el promedio anual de exportaciones medido en términos del producto no pasó del 20 por ciento. El resultado del año 2006 estuvieron fuertemente influenciado por ventas del sector hidrocarburífero y minero. Entre tanto, cabe resaltar la fuerte concentración en la exportación de recursos naturales desde 1984. Sólo a finales de los años noventa se dio un aumento de las exportaciones no tradicionales. En efecto, estas exportaciones pasaron de 945 millones de dólares en el 2005, a 1107 millones en el 2006. En este rubro, textiles, madera, cuero y joyas (en torno a los 300 millones de dólares) se beneficiaron del ATPDEA (siglas en ingles del Acuerdo de Promoción Comercial Andino Y Erradicación de Drogas).
Resultado del superávit en la balanza comercial, las reservas internacionales netas del Banco Central alcanzaron un nuevo récord, en el 2006, superaron los 4 mil millones de dólares.
La inversión extranjera directa creció lentamente en el 2006 y no alcanzó los niveles de los años noventa. La caída del nivel de inversiones se explica, en gran medida, como resultado del clima de incertidumbre social y política y los cambios en la Ley de Hidrocarburos. Además, el clima de negocios aún esta deteriorado por la intensa conflictividad social y política de los últimos años y la incertidumbre creada por los profundos cambios que llevará la Asamblea Constituyente.
Las remesas de exterior constituyen otro ingreso importante para la economía boliviana. En el año 2005, según el Banco Central, estas alcanzaron a 345 millones de dólares. La misma fuente oficial registra que las remesas en el 2006, son de 570 millones de dólares.
Cabe también mencionar, que en los últimos tres años, la deuda pública externa disminuyó significativamente resultado de varios programas internacionales de alivio de deuda pública externaEl stock total de la deuda pasó de 5,8 mil millones de dólares en el 2003, a 3,2 millones en marzo del 2007. Contrariamente, la deuda pública interna aumentó significativamente. En 1994, esta alcanzaba a 97,5 millones de dólares, en el año 2006, la deuda fue de 2,675 millones. A marzo del 2007, la deuda interna subió a 2,872 millones de dólares.
Por último, cabe destacar el excelente desempeño fiscal, ayudado por la favorable coyuntura externa, una mayor actividad interna y cambios en la tributación principalmente del sector hidrocarburos. Frente a un déficit del sector público no financiero (SPNF) equivalente a 5,6 por ciento del PIB en el 2004, y una meta inicial para el 2005 de 5,2 por ciento del PIB, el desequilibrio se redujo ese año a 2,3 por ciento del PIB (el menor en 15 años). En el 2006, el desempeño fiscal permitió alcanzar un significativo superávit, equivalente a 5,9 por ciento del PIB y que está concentrado en las cuentas de los departamentos y municipios. El grueso de este choque positivo de ingresos se explica por una mayor recaudación del sector hidrocarburífero (nacionalización), pero también cabe destacar las mejores recaudaciones del sistema nacional de impuestos.

Este contexto externo y macroeconómico favorable, es el ambiente ideal para hacer una Revolución de la producción y no una champa guerra. No desaprovechemos. No es por acaso que al este gobierno lo llaman, tortuga, lento pero con una concha enorme.

3 comments:

Anonymous said...

Primeramente felicitarte por tu blog, me gustan tus ensayos, antes te veia en el programa Pentagono y creo que un espacio en la web para un debate sano y critico es positivo ya que yo creo que permite el intercambio de ideas, la creacion de ideas, la valoracion de ideas a riesgo tambien yo creo que dichas ideas puedan ser criticadas de forma constructiva o ha riesgo que las ideas sean un poco desvalorizadas, es en ese sentido que queria hacerte unas preguntas sobre el tema minero y el tema agroindustrial . Haciendo una comparacion de las politicas impositivas en de los paises vecinos, observando cual es la tasa impositiva mas alta de Sudamerica, cual la mas baja, cual el promedio y sin que se llegase a perder el atractivo de inversion para los inversionistas y que a la vez los impuestos o ganancias para el estado sean justas o equitativas mi pregunta es Cual deberia ser la polica impositiva en la mineria del gobierno para los agentes economicos en el contexto de cambio?

Mi otra pregunta ya que en paises desarrollados tengo entendido de que se subvenciona a la agricultura mi pregunta es Si en nuestro pais el gobierno deberia hacer algo similar? es decir apoyar al pequeno , mediano productor con semillas, ayuda tecnica, maquinaria, caminos , lo que no entiendo es Por que se preucupan solo por la tierra? , es decir a mi me parece que tierra no falta para nadie.

Gonzalo Chavez said...

Creo que los impuesto en la mienria estan bajos y podrían aumentar un poco, en este caso se debería pensar en un impuesto flexible, cuando hay buenos precios de los minerales en el mercado internacional, los impuestos deberían ser más altos, y viceversa.

Subsidios, apoyo tecnico y otros mecansimso de apoyo al sector agricola son parte de una politica integra para el sector, que lamentablemete no hay en Bolivia, y seria muy valido, como de hecho lo hacemos, como es el caso de la soya, por ejemplo, con un diesel muy barato.

Anonymous said...

Acabo de descubrir su blog. Como sus articulos, inteligente y en ocasion divertido. Tengo un hermano economista y nunca comprendi de que hablaba. Sera por eso que me dedique a la medicina donde las cosas aunque menos predecibles se las acepta sin pretender entenderlas cien por ciento. Respecto al supuesto loable "condonar" de las deudas, no puedo evitar el quitar las dos ultimas letras del supuesto positivo verbo y sugerir que el pais sigue doblado al estilo mahometano y alguien esta aprovechando de tal "ventajita", sin contagiarse,claro. Ya se, tipico pensamiento carnal, de medico nomas.
Por favor siga divirtiendome, hasta podria educarme y ayudarme a reiniciar mi interrumpido dialogo con mi hermano.

Creando un océano azul para la política

En el ámbito empresarial una compañía navega en un océano azul cuando ha sido capaz de elaborar una estrategia diferenciadora que le permite...